Hilos antiguos de cooperación bibliotecaria. Curso 17-18

Bienvenidos al foro de cooperación bibliotecaria

 
Picture of Agueda Claros Marfil
Bienvenidos al foro de cooperación bibliotecaria
by Agueda Claros Marfil - Friday, 6 October 2017, 11:43 AM
 

¡Bienvenidos al foro de cooperación bibliotecaria!

Me llamo Águeda y soy la responsable de la biblioteca del IES Alfaguar de Torrox-Costa. Durante este curso escolar voy a ser la encargada del foro de cooperación bibliotecaria, puesto que formo parte de la Zona Educativa de Cooperación Bibliotecaria de Torrox (ZECOBIT), un grupo de trabajo que lleva funcionando más de 15 años. 

Para los responsables noveles, aclaro que un grupo de cooperación bibliotecaria suele estar formado por los responsables de las bibliotecas escolares de un mismo municipio o, en su caso, de un área geográfica concreta. También puede formar parte (y es muy recomendable) que haya un representante de alguna biblioteca pública cercana.  

¿Estás pensando en crear un grupo de cooperación bibliotecaria? Lee estos diez pasos y ponte en marcha. 

  1. Busca otros responsables de BECREA que quieran trabajar de manera cooperativa. No es necesario que sean del mismo nivel educativo de tu centro: el grupo puede estar formado por docentes de Infantil, Primaria, Secundaria, Escuelas de Idiomas, Colegios Públicos Rurales… Aunque sí sería conveniente que los centros educativos estén próximos físicamente (misma localidad o provincia).
  2. Nombra a un coordinador del grupo. El coordinador se encargará de redactar el proyecto, realizar el seguimiento del grupo, convocar las reuniones y realizar la memoria final. Este cargo puede estar desempeñado por otra persona al año siguiente.
  3. Establece unos objetivos claros para trabajar a lo largo del curso escolar. En este punto es recomendable ser realista y no ambicionar demasiado: dos o tres objetivos por curso serán suficientes.
  4. Fija un calendario de reuniones. En la primera reunión se establecerán los objetivos, mientras que las reuniones posteriores servirán para realizar un seguimiento y puestas en común del trabajo realizado hasta ese momento. Lo ideal sería una reunión mensual, visitando una biblioteca participante cada mes.
  5. Solicita ser grupo de trabajo al CEP: es recomendable ponerse en contacto con el asesor de referencia y realizar la solicitud a través de Séneca.  Para formar un grupo de trabajo hay un mínimo de tres personas y un máximo de diez. La fecha límite es el 15 de octubre. (Este paso no es imprescindible, pero al constituirnos como grupo de trabajo tenemos varias ventajas: derecho a formación y certificación para el coordinador y los miembros del grupo, además del apoyo del CEP).
  6. Implica al resto de docentes en el proyecto. A través de claustros y otras reuniones debemos difundir el trabajo que vamos a realizar para que nuestros compañeros participen en las actividades planteadas.
  7. Establece uno o varios canales de comunicación entre los miembros del grupo, puesto que tendremos que estar en contacto permanente con los demás compañeros. Además de Colabor@, podemos crear grupos de mensajería instantánea, documentos compartidos en la nube… cualquier método para poder comunicarnos rápida y eficazmente.
  8. Recibe formaciónComo grupo de trabajo, tenemos derecho a recibir nueve horas de formación, a las que también podrán asistir docentes de nuestro equipo de apoyo y, en general, de nuestros centros educativos.
  9. Busca apoyos externos al grupo: si queremos formar una verdadera red de trabajo para potenciar nuestras bibliotecas escolares debemos crear lazos con otras instituciones y organismos, como bibliotecas municipales, ayuntamientos, AMPA, asociaciones culturales, librerías, editoriales, etc.
  10. Difunde el trabajo al resto de la comunidad educativa a través de internet: en este foro, en el blog o página web de la biblioteca, en las redes sociales… ¡Que se conozca vuestro trabajo como grupo de cooperación bibliotecaria!

Para concluir esta entrada me gustaría compartir un fragmento extraído del blog de Rocío Antón sobre la cooperación bibliotecaria en las BECREA y que, a mi entender, refleja claramente el espíritu de un grupo de cooperación bibliotecaria:

Los grupos de cooperación bibliotecaria van a propiciar el encuentro, humano y profesional, con personas que tienen los mismos problemas e ilusiones que nosotros y que se enfrentan a diario con situaciones similares a las nuestras.

Estos grupos nos permiten dividir el trabajo, multiplicar los recursos, compartir materiales y elaborar proyectos conjuntos con los que ir construyendo una verdadera red de apoyo.

[Blog de Rocío Antón: https://dinamizalectura.wordpress.com/2015/06/03/cooperacion-bibliotecaria-soledades-y-antidotos.]

Un cordial saludo.

Águeda