Para cualquier persona, y más aún para cualquier estudiante, resulta básico el conocimiento de las herramientas que permiten una adecuada expresión de nuestros pensamientos, sentimientos y opiniones a través de la voz y el cuerpo. 

  El conocimiento elemental de estos recursos expresivos, que solemos emplear de manera cotidiana e incluso inconsciente, requiere de un desarrollo hacia niveles más avanzados de la comunicación para quienes desean mejorar sus competencias comunicativas, tanto para desenvolverse en contextos educativos como para poder enfrentarse de manera adecuada a los retos de la sociedad actual.

 A través de este proceso formativo se pretende capacitar al profesorado en la modalidad pedagógica del “Debate reflexivo”. Esta modalidad viene cosechando éxitos en contextos universitarios con la conocidas “Aulas Debate”, en las que el profesor /formador enseña al alumnado las estrategias para llevar a cabo un debate basado en el modelo parlamentario inglés, donde se aprende a argumentar, a expresar ideas y emociones de manera proactiva, así como a utilizar la voz y el lenguaje gestual.